[capítulo 3-T2] Una brigada anti-chapera, un franco para esquiar.

Los dos primeros días fueron bastante flojos en cuanto a citas, y es que no nos dimos cuenta que para viajar a cualquier sitio del mundo, es mejor hacerlo una vez que hayan cobrado…no antes. Pero aún así, la cosa empezó a ir mejor, aunque cada cita era una aventura, que para guardar obviamente la discreción, no podemos ni contar. Algunos pensaréis que despotricamos mucho. Pues que va. Nos tenemos que callar tanto !

 

Comments

No Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *